SOBRE NOSOTR@S

Somos una asociación de familiares de personas que viven en residencias y otros recursos asistenciales. La fundamos a principios de 2017 familiares de cinco residencias de ancianos de la ciudad de Barcelona, todas ellas dependientes de la Generalitat de Cataluña y cuyos servicios se deterioraron a partir del año 2016, cuando la Generalitat adjudicó la gestión de estos centros a empresas como la UTE INGESAN-ASPROSEAT (filial de la Constructora OHL) EULEN.
 

Desde entonces, defendemos  sus derechos básicos y reclamamos a las autoridades una atención digna para ellos y ellas.  El + 1 ya significaba que nacíamos con la voluntad de incorporar más familiares de residencias. Desde entonces se han incorporado tanto  familiares de otras residencias de gente mayor como de personas con diversidad fucional que habitan en residencias (públicas de gestión pública; públicas de gestión privada y privadas con plazas concertadas) o en otros recursos asistenciales.  

 

Entre otras actuaciones, en 2019 impulsamos la aprobación de una propuesta de resolución a la Comisión de Asuntos Sociales y Familias y, en junio de 2020,  enviamos otra propuesta de Resolución a todos los partidos políticos con representación en el Parlamento.

 

Recientemente, y ante la situación que han sufrido y siguen sufriendo día a día las personas residentes, especialmente  durante la pandemima por COVID-19, dimos el paso de constituirnos en Asociación.

Como tal, el 1 de septiembre de 2020 hemos presentado un recurso contencioso administrativo especial de protección jurisdiccional de los derechos fundamentales de la persona contra el Plan Sectorial para la Gestión de la infección per coronavirus SARS-CoV-2 en el ámbito residencial (aprobado por el Departamento de SaluDy el Servicio Catalán de Salud de la Generalitat de Cataluña y publicado en el 18 de agosto de 2020). Nuestros motivos los explicamos detalladamente en esta nota de prensa

También hemos pedido formalmente la participación  en las decisiones que afecten a nuestros familiares y, por lo tanto, en los consejos  de los propios centros o municipales; en los Planes sectoriales de las administraciones , o en las mesas de trabajo y foros en los se debatan temas que les puedan afectar. 

 

Necesitamos que nos den la voz para defender sus derechos y representarles, ya que las asociaciones de empresarios implicadas en la gestión de las residencias y otros recursos asistenciales no les representan. La empresas gestoras dan un servicio a nuestros familiares y no siempre cumplen con sus obligaciones. Tanto en  infraestructuras como en el desarrollo de las atenciones en el día a  día, hay muchos aspectos a mejorar. No darnos voz sería equivalente a que una empresa de telefonía representara a sus clientes ante la administración sin que estos pudieran defender sus intereses. 

 

Creemos que las personas usuarias y sus amiliares deben participar a través de sus organizaciones o asociaciones, porqué son las que conocen en profundidad las carencias y problemas actuales y las que están en condiciones de proponer soluciones en el ámbito residendial.

Las personas mayores y con discapacidad han sido las grandes olvidadas socialmente. Nosotros deseamos que tengan visibilidad como personas y que la sociedad les garantice una vida digna y con todos sus  derechos. Para ello trabajamos.

 

 

  • Black Twitter Icon